Construimos una “franquicia” exquisita del Latin Jazz recreando sus colores chillones, su iconografía y sus mitos en una escenografía apasionante.

El diseño integral de Calle 54 Club, realizado con la colaboración de Fernando Salas Studio, se basa en la interpretación gráfica del espíritu del Latin Jazz. Sus colores, su iconografía y la mitomanía que éste género ha propiciado son los ingredientes que dan identidad al proyecto. 
Un mural tipográfico une los tres niveles, ya que se adosa al muro interior del edificio y lo resigue. Sobre un soporte negro se escriben en relieve los nombres de los grandes del jazz.  Este mural es un memorial y a la vez un mural de la gloria. Como en el teatro chino de Hollywood, aquí sus nombres se escriben en relieve y dan al local un toque de templo clásico del jazz.
Calle 54 Club está lleno de referencias que también encontramos en las calles de La Habana y en los barrios latinos de Nueva York o Miami. Colores chillones, reminiscencias de pista de auto de choque, de night-club, de american-bar, de cava de jazz. Un paisaje teatral, escenográfico, que tiene algo de dramático, porque en él es posible escenificar vida y pasión.