Creamos un espacio inspirado en los ideales que se forjaron en los años sesenta y pensado para poder expresarse con libertad ante una buena copa.

Si algo tuvieron los años sesenta fueron luz y color, dejando atrás el gris y las formalidades. Libertad es la palabra clave de esta época, y la libertad siempre es brillante y luminosa. Rojo y blanco son los colores que evocan la pasión y la pureza que fueron necesarias para creer en los ideales que se forjaron en los años sesenta. Londres, París y Nueva York se convierten en epicentros culturales. Los Beatles revolucionan el mundo musical, Courrèges el de la moda, y Pesce, Saarinen y Panton, entre otros, el del diseño. Porque Splash & Crash se inspira en esos años, éste es un espacio pensado para poder expresarse con libertad ante una buena copa y disfrutar del ambiente nocturno. También pretende ser “un local de moda“ dónde dejarse ver y conocer. 
Al entrar en Splash & Crash las formalidades quedan atrás y nos predisponemos a movernos con mayor espontaneidad, con la libertad que el ambiente y el espacio físico propician.