Diseñamos una lámpara articulada tan esencial como la primera que se fabricó y más tecnológica que la última.

La lámpara LoTek nace de la tradición, por eso es una lámpara evolucionada.  Su pasado está en sus genes y lo desvela a través de su forma, su función y los materiales que se han utilizado para fabricarla. 
La revolución industrial del XIX es el origen de su base: un rudimentario perfil de hierro que actúa de contrapeso y es un perfecto apoyo para una lámpara articulada y giratoria. El siglo XX, en la mecánica de su brazo articulado, de aluminio, que se sirve de una rótula innovadora, para moverse 180º en vertical, sin fricciones, y adoptar distintas posiciones que aportan distintos enfoques a su cabeza luminosa. El siglo XXI, en la tecnología de su pantalla: la fuente luminosa LED, luz fría que tiene muchas ventajas, entre ellas, su bajo consumo, mientras que el encendido y apagado se realiza con una suave caricia sobre su cabeza. Sin pasado no hay futuro.
LoTek es una lámpara democrática, con una apariencia sorprendente, un movimiento  fluido y extremo, y un tacto agradable.