Hemos diseñado macetas gigantes, de 180 cm, que se apoyan en la pared y en las que pueden crecer grandes arbustos.

Esta extensa colección de macetas gigantes, barrigudas, coloristas y de larga vida se apoyan en la pared gracias a una cara plana, lo que las hace más limpias y que ocupen menor espacio en terrazas y balcones. Se han vaciado por dentro para poder llenar una importante cantidad de tierra directamente en ellas y así permitir que arbustos y plantas que necesiten enraizarse a cierta profundidad puedan crecer vigorosamente. En este caso se puede afirmar que la función ha generado la forma.