Una luminaria con mucho carácter, con una pantalla costumizada con dibujos abstractos de Mariscal.

Diseñamos una luminaria muy gráfica y con mucho carácter, con dibujos de Mariscal. La estructura de madera de esta lámpara, en su versión de pie, recuerda un caballete de pintor. Una pieza con mucho carácter, un foco de atención, un objeto que reclama ser mirado. Sobre todo por la presencia de su pantalla, muy gráfica, costumizada con dibujos abstractos de Javier Mariscal. Puede incorporar una o dos pantallas (una delante y otra más pequeña detrás). Una de sus virtudes es que se adapta a las esquinas si el espacio así lo requiere.