Convertimos un perro en un robusto asiento para niños.

La conocida facilidad de Mariscal para llevar los dibujos a las tres dimensiones ha permitido que el perro Julián, uno de los personajes de Los Garriris, se convierta en una pieza de la colección infantil Me Too, de Magis. Este mueble multifunción, fabricado en plástico con la técnica del rotomoldeo, en colores básicos (blanco, rojo, verde o amarillo) y a prueba de niños y de mayores, puede ser un asiento, pero también puede ser un tren, un barco, un coche o una montaña a la que trepar, porque a un niño con imaginación le sirve para todo ello. O un cómodo taburete que encuentra su lugar en el salón de los adultos.