Construimos una pérgola artística jugando con la semántica de la silla y su valor simbólico para conformar la identidad del hospital.

El Hospital Río Hortega de Valladolid, un proyecto de Luis Fernández Inglada, para implantarse necesita crearse una identidad que la integre en el tejido urbano y humano de la ciudad. Por este motivo, encargan a Estudio Mariscal la creación de un hito frente a su fachada.El primer objetivo es construir un espacio en el que las personas puedan protegerse del clima extremo de la zona y aligerarse de la carga emocional que la visita o la estancia en un hospital supone. Se parte un trabajo artístico anterior de Mariscal en el que juega con la semántica de la silla y su valor simbólico. De ahí surge esta pérgola hecha de sillas a escala gigante que conforman un refugio para pacientes, visitantes  y trabajadores.
La otra lectura es la de “hito”: sus grandes dimensiones, 170 m de largo x 12 m de altura, permiten verla desde distintas perspectivas, cercanas o lejanas, como un conjunto escultórico que, con el tiempo, será una imagen reconocible, conocida, vecina y amiga, que ayudará a conformar la identidad del hospital, pero también la identidad de la ciudad.