Las ilustraciones de Mariscal en la prestigiosa revista The New Yorker han transportado el espíritu festivo y mediterráneo a los escenarios de la ciudad de Nueva York.

Esta publicación neoyorquina es una isla dentro del panorama editorial internacional de revistas generalistas de actualidad, ya que mantiene la tradición, ya perdida, de combinar el periodismo escrito con la ilustración. Los mejores dibujantes del mundo han publicado y publican en ella, así como los escritores más prestigiosos. Es una revista de gran calidad literaria y gráfica.
Desde hace más de dos décadas, Mariscal colabora con la revista que fundó su gran referente, el maestro Saul Steinberg. La relación con su directora de arte, Françoise Mouli, es excelente, aunque no siempre es fácil adaptarse a una revista centrada sobre todo en temas de Nueva York. Las ilustraciones de portada de Mariscal están más relacionadas con la fecha de publicación y transportan el espíritu festivo y mediterráneo a la ciudad de Nueva York.