Proyectamos una silla asequible, cómoda y sostenible.

Una silla con asiento 100% de plástico reciclado y 100% reciclable. Una silla para el contract o para bajos presupuestos, ya que el material y el proceso de fabricación son económicos. El material reciclado provoca que todas sean del mismo color gris oscuro pero, a la vez, diferente. A pesar de su ruda apariencia, se ha logrado dotarla de una buena ergonomía gracias a la geometría poligonal del asiento. Para suavizar su textura se ha estudiado un grabado en alto relieve que la homogeneiza y contrasta con la trasera de la silla. Ésta muestra una nervadura que le proporciona solidez y es, también, un recurso formal. Las patas son de madera o metálicas pintadas.
La silla Green es un proyecto que nace con el compromiso de ser asequible, agradable y sostenible.