Diseñamos dos versiones de una silla inspirada en un nido, pero sólida como una roca.

Roca es un asiento compuesto de dos cuerpos unidos: la carcasa, de fibra de vidrio con acabado pulido, y el asiento, tapizado de tejido y relleno de espuma y una base metálica de tubo dibujando una figura geométrica. Roca es un asiento contundente que se equilibra con la ligereza de la estructura de sus patas. El asiento, como un nido suspendido en un entramado de ramas, es tanto un refugio seguro como un lugar acogedor.  La versión para exterior es muy fresca, le gusta vivir al aire libre, y disfruta con las cosas sencillas de la vida, como contemplar el paisaje o dejarse acariciar por el sol primaveral. Parece nacida para el buen tiempo, pero al mal tiempo también sabe poner buena cara. Tiene un temperamento campestre, le gusta vestirse con tejidos naturales que transpiran, dejan pasar el aire y alivian el calor.