Diseñamos un asiento para el contract que acoge sensualmente al usuario.

Su forma recuerda a unos labios que acogen amorosamente al usuario. Una pieza sensual, formalmente original y con carácter, que contradice la seriedad que se le supone al mobiliario contract. Beso es un asiento de una plaza y media, con la estructura de madera curvada y una base que se presenta en dos versiones: pie central giratorio o patas de tubo metálico. Se tapiza en tejido bicolor con costura de bordón.