Partimos de una tipología clásica para derivar en una silla actual y muy cómoda.

La silla Orson es una silla de comedor, pero sobre todo es una silla de sobremesa, por eso es decididamente cómoda y de generosas dimensiones. Se ha partido de una tipología clásica que ha ido derivando en una silla abierta, comunicativa, con los brazos dibujando un gesto que le da aire al cuerpo y, a su vez, le aporta carácter. 
Asiento y respaldo son de una sola pieza de madera contrachapada y curvada para que el respaldo pueda adaptarse al movimiento basculante del cuerpo. Las patas y los brazos son de madera teñida o de robe natural. Se fabrica en dos versiones: totalmente tapizada, en un solo color o combinando colores, y con los brazos de madera.