Con la fuente Pájaro, un delicado diseño en porcelana, Mariscal añade valor artístico y emocional al servicio de mesa.

Cuando la empresa bilbaina Bidasoa decide renovar su catálogo con piezas de firma, muy personales, recurre a Mariscal para realizar varios objetos, entre ellos la fuente Pájaro. Mariscal la concibe en color blanco, un color que resalta la belleza y la transparencia de la porcelana. Gracias a su capacidad de pasar a tres dimensiones sus dibujos de criaturas zoomórficas, Mariscal consigue que la fuente adopte la forma de un delicado y esbelto pájaro sin perder su funcionalidad. Una pieza que añade valor artístico y emocional al servicio de mesa.