A Yuko Yamaguchi, diseñadora del merchandising de Hello Kitty, siempre le ha gustado mucho Barcelona. La visitaba a menudo durante los años ochenta y en uno de sus viajes descubrió a Cobi, mascota de los Juegos Olímpicos del 92. Este personaje, su desarrollo, su contexto, sus amigos, su complejidad, le impactó mucho.

En uno de los viajes de Mariscal a Japón, Yuko Yamaguchi le invitó a visitar el Museo Hello Kitty y la empresa Sanrio, compañía que tiene los derechos de Hello Kitty desde los años 70's.

A Mariscal le impresionaba mucho este personaje porque a pesar de no tener ningún tipo de historia ni contexto era muy expresivo, tan simple y a la vez tan comunicador, un verdadero icono que soporta muy bien el paso del tiempo.

En 2012, la empresa Sanrio encargó a Estudio Mariscal unas interpretaciones de Hello Kitty bajo la visión artística y española de Mariscal. El objetivo era llegar a un público femenino de entre 30 y 40 años, que habían compartido su infancia con este personaje y ahora se les quería brindar la oportunidad de retomarla a través de la vertiente artística.

El encargo tuvo una segunda parte, el calendario 2014. Cada año la empresa Sanrio elige a un ilustrador para que reinterprete al personaje bajo su punto de vista.

Para ilustrar el calendario, Mariscal ha tomado como referencia a las jóvenes japonesas que cuidan mucho su imagen y se pasean marcando tendencias de moda y de actitud por las calles de las ciudades niponas.