Revisamos, reordenamos y ponemos en "crisis" nuestro trabajo, para así hallar nuevos significados.

Drawing Life aporta una nueva mirada a la trayectoria profesional del Estudio Mariscal. El libro ha servido para desordenar el trabajo y ponerlo en "crisis", para revisionarlo y revisarlo, y así hallar nuevos significados. Es el mismo método que se aplica en cada cada uno de los proyectos, que en realidad nunca se dan del todo por acabados, siempre están vivos. La maquetación es abierta y algo caótica, sin serlo del todo, con intervenciones gestuales de Mariscal, quien ha dibujado sobre  las propias obras con el fin de reinvertarlas y explicar cómo es el proceso creativo. Un proceso abierto, sin reglas fijas, que se abre a la innovación y es susceptible de una reflexión como la que se hace a través de las 300 páginas y las 400 ilustraciones de Drawing Life.